GRUPOROSALES-4

La Posada del Caballo Andaluz

La Posada del Caballo Andaluz

La Calleja del Salmorejo Cordobés en Córdoba

Córdoba es una ciudad rica tanto en monumentos como en lo que a su gastronomía se refiere. Visitar sus calles es un auténtico lujo, puesto que cuenta con algunas de las más pintorescas y peculiares de toda Andalucía. Una de ellas es la ahora conocida como Calleja del Salmorejo Cordobés, una oda a uno de los tesoros que tiene la ciudad a nivel de cocina. ¡Y uno de los grandes reclamos de turismo! Sigue leyendo, porque te lo vamos a contar todo sobre esta calleja tan particular, que será una visita obligada si vienes a la ciudad.

Cartel que señala la calle del salmorejo cordobés

Origen de esta calle

La Calleja del Salmorejo Cordobés no tiene una historia antigua, como sí que la tienen otras tantas callejas y callejones de la ciudad. Se inauguró de forma oficial en el año 2015, en la antes conocida como Calleja de Arcos. Era concebida como un reclamo de turismo gastronómico, así como de un intento por dar a conocer un plato tan afamado como es el salmorejo cordobés.

Lo curioso de esto es que la idea fue impulsada por una asociación sin ánimo de lucro conocida como Cofradía del Salmorejo Cordobés. Esta asociación nació en el año 2008 con un objetivo claro: dar a conocer la importancia del salmorejo cordobés. Y, además, mostrar la importancia de Córdoba más allá de sus monumentos, puesto que su gastronomía también es una pieza clave de su relevancia turística.

Uno de los puntos más importantes de esta calleja, que se encuentra en plena judería, es que está totalmente adornada con cerámicas. Es decir, con distintos tipos de azulejo, tan propios de Andalucía. Pero todos estos tienen un diseño especial: describen por completo la receta del salmorejo. No solo hacen que la calle sea un lugar totalmente mágico, sino que educan a los turistas sobre el salmorejo. Explican cuáles son los ingredientes, y cómo es el proceso de preparación del plato paso a paso. De este modo, el paseo es una auténtica experiencia tanto cultural como educativa. Sin duda, ¡una calle que sí o sí debes visitar si vienes a Córdoba!

receta del salmorejo cordobés en los azulejos de la pared

Salmorejo cordobés, un plato emblemático

El salmorejo cordobés es mucho más que un simple plato. Es una representación de lo que realmente es la cocina mediterránea, y un alimento perfecto cuando aprieta el calor en los meses de verano. Se distingue de otro tipo de gazpachos porque es más espeso y, además, tiene un sabor mucho más robusto. Esto es gracias a la combinación de ingredientes que son frescos y, además, de alta calidad.

Ingredientes y receta tradicional

¿Quieres probar a hacer salmorejo cordobés en tu casa? Lo cierto es que es una receta bastante sencilla, pero que requiere ser conciso tanto con los ingredientes como con las medidas. Y, además, hay un factor clave para lograr el sabor real de este salmorejo: que todos los alimentos que uses sean de máxima calidad.

Los ingredientes que necesitarás son:

  • 1 kg de tomates maduros.
  • 200 gramos de pan. Normalmente, se suele usar pan que ya está duro.
  • 1 diente de ajo, aunque puedes variar la receta dependiendo de si te gusta más o menos intenso.
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.
  • Huevo duro picado y jamón, servidos por encima una vez listo el salmorejo.
  • Opcional: hay quien le da algo más de sabor con un toque de vinagre.

La receta es bastante sencilla:

  1. En primer lugar, hay que preparar los tomates: lavarlos y cortarlos.
  2. Tras esto, hay que cortar el pan en trozos pequeños y dejarlo en agua durante unos minutos, para así conseguir que se ablande. Posteriormente, se debe escurrir para eliminar todo el exceso de agua.
  3. Cuando ya tengas tanto el pan como el tomate, procede a introducirlos en la batidora. Añade el ajo, y tritura hasta conseguir una mezcla totalmente homogénea. El espesor final dependerá de la cantidad de pan que añadas, ¡así que tenlo en cuenta!
  4. Mientras continúas triturando, añade el aceite de oliva poco a poco, para así ayudar a que la mezcla emulsione.
  5. Echa sal al gusto, y ve probándolo para no abusar con la cantidad.

¡Y ya está el salmorejo listo! Bastará con dejar enfriar, y servir acompañado de huevo duro y jamón. Es una receta que brilla por su simplicidad, así como por lo rápida que es de preparar.

Ubicación

La Calleja del Salmorejo se encuentra en un enclave mágico, puesto que está en pleno casco histórico de Córdoba. Se encuentra en la judería, en una zona que sí o sí deberás visitar, puesto que es un punto clave del turismo cordobés. Es un laberinto de calles estrechas, blancas, llenas de flores y repletas de historia. Además, esta calleja en particular se encuentra muy cerca de otras dos callejas muy conocidas: la Calleja de las Flores y la Calleja del Pañuelo.

Puedes acceder fácilmente desde la Mezquita, otro de los lugares que sí o sí debes visitar en Córdoba. Sin duda, es un punto de interés turístico perfecto para todas aquellas personas que quieren hacer un recorrido a pie de la ciudad, puesto que todo está bastante cerca.

Puntos de interés cercanos

Para hacerte aún más fácil la visita a Córdoba, queremos hablarte de todos esos puntos de interés que están cerca de la Calleja del Salmorejo:

  1. La Mezquita – Catedral de Córdoba: está a pocos minutos andando, y es uno de los monumentos más importantes y visitados de todo el país. Este edificio fue construido como mezquita en el siglo VIII, aunque posteriormente fue convertido en catedral a nivel interno. Tiene una increíble sala de columnas, un patio de los naranjos que debes visitar y es un impresionante ejemplo de arquitectura tanto islámica como cristiana.
  2. El Puente Romano: cruza el río Guadalquivir, y fue construido allá en el siglo I antes de Cristo. Ha sido restaurado a lo largo de los siglos, y ofrece una de las mejores vistas de toda la ciudad.
  3. El barrio de la Judería: como ya hemos señalado, es uno de los barrios más pintorescos que vas a visitar en toda España. Además, dentro de él podrás visitar la Sinagoga de Córdoba, que es una de las pocas sinagogas medievales que quedan en nuestro país.
  4. El Alcázar de los Reyes Cristianos: muy cerca de la Mezquita, este palacio-fortaleza cuenta con unos jardines y patios que cautivan a todos los visitantes. Fue construido en el siglo XIV, y tuvo el honor de ser la residencia de los Reyes Católicos. Su historia es apasionante, puesto que fue incluso sede de la Inquisición Española.
  5. El museo de Julio Romero de Torres: se encuentra cerca de la calleja, y te permitirá conocer de primera mano el arte del famoso pintor cordobés. En este, se exhiben sus obras más destacadas y te permite ver la cultura andaluza de una forma totalmente distinta.

Restaurantes

Alojamientos

Fragancias